shutterstock_125105273

Cuando cambia la estación solemos enfermarnos, debido a que la temperatura varía de un día a otro.  Esto ocurre con el paso hacia el otoño – invierno. Para que esto no ocurra, lee el siguiente artículo, donde aprenderás cómo evitar resfriados con los cambios de clima.

Mucha gente le resta importancia a esta etapa y es fundamental, se podría decir que hasta más importante que cuando ya estamos en invierno, porque en ese momento, el cuerpo ya se habrá acostumbrado a las bajas temperaturas.

Tips para evitar enfermarse con el cambio de clima.

  • Cumple con la higiene básica. Lávate la nariz apenas se noten los primeros síntomas, como  puede ser un estornudo. Es muy importante que siempre tengas las manos limpias.
  • Fortalece tus defensas con remedios naturales. Toma un vaso de leche caliente o zumo de naranjas con miel cada dos o tres horas.
  • Nunca dejes que tus pies se enfríen. Si es necesario, coloca un calcetín adicional. Si se mojan los pies con la lluvia, sécalos inmediatamente.
  • Sigue una buena alimentación. No dejes pasar muchas horas sin comer algo, desayuna de manera completa, come más frutas y vegetales, sobre todo los que aporten vitamina C.
  • Aísla bien el hogar. Comprueba que las ventanas y las puertas no tengan espacios por donde pueda colarse el frío. Tapa las rendijas con una cinta adhesiva, evita las corrientes de aire. Cúbrete con una manta mientras estás en el sofá y ten cuidado de no dormir destapado. Coloca alfombras en la sala o en las habitaciones. Los días más cálidos o templados, aprovecha para abrir las ventanas y ventilar, quitando los ácaros, virus y demás microorganismos que pueden producir enfermedades.
  • Lleva ropa de abrigo que puedas ir quitando.  De esta forma podrás ir quitándote por capas la ropa más abrigada. La que se encuentra junto al cuerpo ha de ser de algodón, para absorber la transpiración.

Solicita más información sobre el Curso de Auxiliar de Enfermería de Instituto Core de Formación Sanitaria