Durante la educación infantil es importante potenciar el hábito de la siesta en niños de más de 15 meses, ya que a esta edad los niños ya han modificado las necesidades y los horarios.

Con estas actividades se pretende que el niño comprenda que existe un tiempo para descansar. Es necesario asegurarse  de que los padres colaboran con los educadores infantiles.

En la escuela, las actividades se propondrán para todo el grupo, sin olvidarse de las características  propias de cada niño.

Como ya se ha dicho, los horarios de las siesta serán regulares y siempre inmediatamente después de la comida y el ambiente de relajación será obligatorio antes de iniciar cualquier actividad y el lugar deberá ser seleccionado con sumo cuidado (estado de la habitación, ubicación etc.…)

Además se deberá evaluar cómo realiza el niño la siesta y si la evaluación no es satisfactoria será necesario modificar algunos parámetros o incluso solicitar ayuda de profesionales.

Fuente: Contenido del Curso de Auxiliar de Jardín de Infancia de Instituto Core de Formación Sanitaria

Si te ha gustado este consejo y quieres aprender más sobre educación infantil, solicita información sin compromiso del Curso de Auxiliar de Jardín de Infancia de Instituto Core Formación Sanitaria.