shutterstock_143649001

Es una planta que se extrae del árbol de la tila. Tiene varias propiedades medicinales y por este motivo es muy común en infusiones.

Cura los cólicos menstruales. La tila trata las irregularidades de la menstruación. Para curar los cólicos podrás tomar dos tazas cada día después de almorzar.

Cura el reumatismo. La tila previene las inflamaciones y, por este motivo, es ideal contra el reumatismo. Para lograr este efecto necesitarás tomar 2 ó 3 tazas cada día, una de ellas en ayunas y las otras después de comer y cenar.

Elimina el ácido úrico. Necesitarás tomar 2 ó 3 tazas cada día, aproximadamente veinte minutos después de haber comido o cenado. Además de la tila, también ayudará añadir más vegetales a tu alimentación.

Adiós al dolor. Si tienes dolores musculares e hinchazón podrás beneficiarte de las propiedades anti-inflamatorias de la tila. Para estos casos puedes tomar 2 ó 3 tazas diarias.

Adiós a los nervios. El estrés, la ansiedad y los problemas para dormir son habituales y para reducir estas molestias es conveniente tomar cada día 3 ó 4 tazas de tila. Es recomendable tomar una de estas tazas antes de dormir porque te ayudará a conciliar el sueño y, en el caso de que tengas mucha ansiedad, podrías tomar 2 ó 3 tazas diarias después de comer y cenar.

Cura los resfriados. La tila ayuda a sudar y a curar infecciones. Serán muy eficaces 2 ó 3 tazas diarias, aunque tampoco podemos olvidar los beneficios de tomar 2 litros de agua cada día.

Solicita más información sobre el Curso de Dietética y Nutrición de Instituto Core de Formación Sanitaria

Fuente: elcuerpo