En este post del blog del Instituto Core de Formación Sanitaria aprenderemos que las pomadas son formas farmaceuticas semisólidas, estas poseen una buena adherencia y grado de absorción, ejercen una acción local o facilitan la penetración de los pricipios activos en zonas más profundas o bien ejerciendo una acción suavizante o protectora.

Las pomadas son generalmente preparaciones que constan de una sola fase en la que se pueden dispersar sustancias sólidas o líquidas, los excipientes son grasos o bases de absorción anhidras. Pueden ser:

  • Pomada hidrófoba: Normalmente no pueden absorber más que pequeñas cantidades de agua. Las sustancias que se emplean con más frecuencia en la formulación de pomadas son vaselina, parafina, parafina líquida, aceites vegetales, grasas animales, glicéridos sintéticos, ceras y polialquilsiloxano líquidos.
  • Pomadas que emulsionan agua: Pueden absorber mayores cantidades de agua. Sus bases son las pomadas hidrófobicas, a las cuales se incorporan emulgentes del tipo agua en aciete tales como lanolina, alcoholes de lanolina, ésteres del sorbitano, monoglicéridos y alcoholes grasos.
  • Pomadas hidrófilas: Son preparaciones cuyos excipientes son miscibles con agua. Las bases están constituidas generalmente por mezclas de macrogoles (polietilenglicoles) líquidos y solidos. Pueden contener cantidades adecuadas de agua.

¿Te ha parecido interesante este post? ¿Te gustaría saber más sobre temas relacionados del mundo de la farmacia y parafarmacia? Solicita información del Curso de Auxiliar de Farmacia FP de Instituto Core de Formación Sanitaria